Beyond Meat es solo buenas noticias… por ahora: Sarah Halzack

Beyond Meat ha sido toda una estrella en Wall Street desde su oferta pública inicial de mayo. Las acciones del productor de hamburguesas y salchichas veganas se dispararon un impresionante 163% en su primer día de operaciones y no han hecho más que subir desde entonces, incluso superando el precio unitario de US$100.

El debut llamativo de los títulos ocurrió poco después de que Burger King anunciara que pronto ofrecerá un Whopper vegano con ayuda de otro recién llegado a la industria, Impossible Foods. No había tema más candente en el sector de alimentos que los sustitutos de la carne.

Beyond Meat informó resultados financieros la tarde del jueves, la primera vez que lo hace desde su OPI, y la compañía siguió deslumbrando. Sus ingresos de US$40,2 millones superaron levemente las estimaciones preliminares que entregó en un comunicado al regulador de valores, mientras que su pérdida operacional de solo US$5,3 millones no fue tan terrible como se proyectó en esa instancia. Las acciones dieron un salto superior a 20% en operaciones posteriores al horario comercial.

Hay buenas razones que explican el fervor de los inversionistas: el cambio hacia los alimentos más saludables y sustentables, incluidas aquellas opciones sin carne, parece ser más que una moda. No obstante debe haber cautela. La valuación de Beyond Meat se ha vuelto ilógicamente elevada, más allá de que sea protagonista de una preferencia alimentaria que creo representa un importante cambio cultural a largo plazo.

Al jueves en la tarde, antes de que el informe de resultados elevara aún más las acciones de Beyond Meat, el valor de mercado de la compañía bordeaba los US$6.000 millones. Eso significaba que con tan solo US$88 millones en ingresos el año pasado le pisaba los talones al ya establecido productor avícola Pilgrim’s Pride, cuyo valor se sitúa en torno a los US$6.600 millones y suma US$11.000 millones en ventas anuales. Beyond Meat ofreció el jueves una proyección para todo el año de US$210 millones en ingresos, un incremento importante frente a sus ventas de 2018. Aún así, la empresa está en un nivel distinto en términos de valuación en comparación con cualquier gran firma de la industria de alimentos envasados.

Supongo que se puede justificar esa prima señalando que la principiante Beyond Meat está en una posición muy distinta a la de esas compañías sectoriales tradicionales, que después de todo han soportado años de reducción de costos y ofrecen una gama de productos que parecen haberse quedado pegados en otra época (como la sopa enlatada). Beyond Meat construye su selección de productos, cadena de suministro, marketing y relaciones con comerciantes desde cero para la realidad de negocios actual y seguramente eso ayuda.

Sin embargo, los actores de la vieja escuela no hacen vista gorda ante el interés en esta categoría. Nestlé ya anunció que su hamburguesa vegana Awesome Burger debutará en Estados Unidos en el transcurso de este año y Tyson Foods, otrora inversionista en Beyond Meat, también ofrecerá un producto vegetal antes de 2020. Bryan Spillane, analista de Bank of America, escribió en una nota investigativa que el proceso de extrusión empleado para elaborar productos Beyond Meat es bastante común en la preparación de otros alimentos envasados. Así que podría no ser tan complicado que los actores establecidos se pongan al día. El prospecto de Beyond Meat detalla: “actualmente no tenemos suficiente capacidad para cumplir con las demandas de nuestros clientes y satisfacer la creciente demanda, debemos expandir nuestras operaciones, oferta y capacidades de fábrica”. ¿Qué pasará cuando los productores de alimentos de gran escala y establecidos aparezcan para llenar ese vacío?

Asimismo, es importante considerar que las hamburguesas de Beyond Meat no son precisamente baratas. El análisis de Bank of America arrojó que el precio minorista promedio de las hamburguesas de la marca es de US$12 por libra, lo que se compara con los US$4 por libra de las hamburguesas tradicionales. Estoy segura de que esa brecha se estrechará a medida que crece y las economías de escala brindan nuevas eficiencias, pero por ahora ese es un claro obstáculo para crecer. La promesa de esta nueva generación de productos veganos es que no solo apuntan a los vegetarianos sino también a los omnívoros, porque saben a carne de verdad. Será complicado atraer clientes para que prueben este formato con un precio tan alto.

Dicho esto, el entusiasmo por este segmento en general no es inapropiado. Hay más conciencia sobre el impacto ambiental de la cadena de suministro de la carne y los consumidores siguen aceptando los productos vegetales en búsqueda de una dieta más saludable.

Comprendo cómo la táctica de Beyond Meat de llevar sus productos a las góndolas de las carnes en lugar de colocarlos al lado de las hamburguesas vegetales de Morningstar Farms de Kellogg o Boca de Kraft Heinz puede ser un logro para llegar a más compradores. Seguimos viendo cadenas de restaurantes que experimentan con productos de proteína vegetal, una clara señal de que están haciendo populares. Además del próximo lanzamiento de Burger King, Little Caesars tiene a prueba una pizza con salchicha Impossible Sausage. Tim Horton’s la cadena de cafeterías canadiense, está probando sándwiches para el desayuno que contienen productos de Beyond Meat.

Beyond Meat sin duda está en un rincón inusual de la industria de alimentos envasados que parece pronto a crecer, pero los inversionistas deberían esperar a ver un camino más largo de evidencia de que puede subir su escala de manera eficiente y hacer frente a sus competidores antes de recompensarla con este nivel de valuación.

Fuente: yahoo.com


Source: Economia