Argentina endurece control cambiario tras victoria de Fernández

 Argentina intensificó los controles de divisas el domingo por la noche tras la victoria del opositor Alberto Fernández en las elecciones presidenciales.

El banco central restringirá las compras de dólares por parte de los ahorradores a solo US$200 al mes, frente a los US$10.000 mensuales previamente, según un comunicado del banco central.

El presidente del organismo que dirige la política monetaria argentina, Guido Sandleris, aseguró esta mañana en rueda de prensa que las medidas se toman para “cuidar las reservas” y otorgar “más grado de libertad” al nuevo Ejecutivo de Alberto Fernández.

“Tomamos esta medida que tomamos para cuidar las reservas y le va a permitir al próximo Gobierno contar con más libertad para diseñar su política económica”, afirmó, al tiempo que recalcó que durante los próximos meses trabajará con miembros del equipo de Fernández, cuya futura vicepresidenta será Cristina Fernández, jefa del Estado entre 2007 y 2015.

Impacto en el mercado negro

La medida tiene el objetivo de preservar las reservas internacionales durante la transición política que culminará con la toma de posesión el 10 de diciembre, pero podría disparar el tipo de cambio en el mercado negro. La semana pasada, los argentinos se apresuraron a comprar dólares y a retirar depósitos antes de los comicios por temor a una intensificación de los controles en medio de una crisis económica.

Sigue aquí la evolución del peso argentino.

“Limitar las compras de dólares en Argentina probablemente no aliviará la presión sobre el peso, y es probable que el sesgo débil de la moneda continúe”, dijo Toru Nishihama, economista de mercados emergentes en Dai-ichi Life Research Institute en Tokio. “Las preocupaciones sobre un posible incumplimiento y el deterioro de la condición fiscal del país continuarán”.

Argentina endurece control cambiario tras victoria de Fernández

Ver fotos

Argentina endurece control cambiario tras victoria de Fernández

Fernández, de 60 años de edad, logró una victoria en la primera ronda de las elecciones, acaparando el 48% de los votos, frente al 40% de Macri. El triunfo de Fernández supone el regreso al poder nacional del peronismo, un movimiento político contra la élite que tradicionalmente favorece a los trabajadores frente a los empresarios. Pero aunque los votantes rechazaron la austeridad del Gobierno de Macri, el resultado también fue más ajustado de lo previsto.

Macri impuso controles de capital a principios de septiembre después de que el peso se desplomara tras las primarias de agosto en las que Fernández derrotó al gobernante por 16 puntos. Las reservas continuaron cayendo en medio de los controles de capital y en la actualidad son de US$43.500 millones.

Los bonos argentinos se encuentran en estrés financiero y cotizan a alrededor de 40 centavos por dólar. El Gobierno ha dicho que quiere aplazar los vencimientos tanto de acreedores privados como del Fondo Monetario Internacional.

Esa tarea probablemente recaerá en el Gobierno entrante, aunque Fernández aún tiene que diseñar un plan económico y nombrar a su gabinete.

Fuente: Reuters


Source: Economia