¿Es momento de optimismo sobre Europa? Analistas creen que sí

La economía de Europa no ha dado muchas alegrías a los inversores en el último año, pero algunos dicen que el futuro de la región depara sorpresas positivas.

Para Goldman Sachs, la tendencia emergente de cifras de la eurozona superior a las expectativas sugiere que la desaceleración podría haber tocado fondo. Los analistas de Morgan Stanley comparten ese veredicto y señalan la dependencia de Europa de la economía china, la cual muestra signos de cambio.

“Hay señales de que lo peor de la debilidad ha quedado atrás”, dijeron economistas de Goldman Sachs dirigidos por Jari Stehn en un comentario. “A diferencia de las sorpresas significativas a la baja del año pasado, los datos más recientes por lo general han superado las expectativas”.

La mejoría está apareciendo en el indicador de sorpresa económica de Citigroup, que se encuentra en un máximo de cinco meses. La próxima prueba será el viernes, cuando se da a conocer el índice flash de gerentes de compras para marzo.

Para los economistas de Goldman, el crecimiento de la zona euro se acelerará a un ritmo anualizado del 1,4 por ciento en la segunda mitad del año, habiéndose estabilizado recientemente en alrededor del 1 por ciento. Si bien los indicadores no apuntan a un impulso todavía, es probable que haya un repunte derivado de una política fiscal más relajada, precios del petróleo más bajos y mayor crecimiento salarial.

Muchos de los problemas idiosincrásicos observados en 2018 están empezando a desaparecer, entre ellos las dificultades en la industria automotriz alemana, según Graham Secker, jefe de estrategia de renta variable europea de Morgan Stanley. La confianza del consumidor francés también ha repuntado después de un bache por las protestas de los chalecos amarillos, aunque un resurgimiento de las tensiones durante el fin de semana sugiere que la situación sigue siendo frágil.

Después está la mejora en los nuevos pedidos de exportación en el PMI compuesto de China, que tiende a liderar la medida de la zona euro, según Secker. Eso podría ser una bendición para los inversores: después de una caída en el PMI de la zona euro, por lo general la renta variable registra de media un aumento del 9 por ciento en los seis meses subsiguientes, dijo.

“Creemos que el pesimismo es exagerado y parece que Europa va a sorprender gratamente”, dijo Secker. “Una parte de la desaceleración de Europa del año pasado se debió al ’hecho en China’. “La fuerte caída en el crecimiento allí pesó mucho en Europa, dada su sensibilidad al comercio y las exportaciones”.

fuente: Yahoo.com


Source: Economia