Futuros de bitcoin: todo lo que necesitas saber

A pesar de las razonables protestas de JP Morgan, Citigroup y otros agentes de Wall Street, las negociaciones con futuros de bitcoin comenzaron el domingo a las 6:00 p.m. hora del este, en el Mercado de Futuros de Chicago (CBOE). Se espera que el próximo domingo 17 de diciembre el CME Group también lance sus propios futuros de bitcoin.

En la actualidad, el bitcoin (mira aquí su cotización) se comercializa fundamentalmente a través de las múltiples plataformas de intercambio de “efectivo” que existen en el mundo, por lo que no es extraño que incluso la mayor de ellas haya estado sometida a interrupciones. Aunque en octubre LedgerX lanzó derivados bitcoin, se espera que los futuros de bitcoin puedan aportar la liquidez y estabilidad que demandan tanto los grandes operadores institucionales como los pequeños inversores.

¿Cómo afectará la cotización de los futuros de bitcoin el precio de la criptomoneda?

Ante todo, es importante tener presente que se trata de una influencia bidireccional: el precio de los futuros de bitcoin afectará al precio de los intercambios directos de la criptomoneda, y viceversa. Los especuladores aprovecharán las diferencias de precio, comprando a uno y vendiendo a otro para embolsarse la diferencia. Sin embargo, no es un proceso tan sencillo ya que el bitcoin se mueve muy rápido y las plataformas de intercambios se colapsan. Es probable que seamos testigos de más “caídas repentinas” del bitcoin, pero con el paso del tiempo los precios tenderán a estabilizarse.

A medida que los intercambios de bitcoin maduren y se vuelvan más confiables y sólidos, así como los contratos de futuros mejoren la liquidez, esa volatilidad irá mermando de manera que los precios del bitcoin serán más similares. Se necesitará un poco de tiempo, aunque también existe la posibilidad de que todo se derrumbe, si bien es bastante improbable.

Los críticos pueden argumentar que podríamos ver al perro moviendo la cola ya que el mercado de futuros podría influenciar sobre el precio de la moneda en el mercado. Sin embargo, no es raro que los mercados de derivados, de los que forman parte los mercados de futuros, terminen siendo mayores que el bien o el activo subyacente. Tal es el caso del oro, el crudo y casi todas las monedas. El valor total de todos los bitcoines, lo que sería su “capitalización bursátil”, es de aproximadamente 250.000 millones de dólares, una cantidad insignificante para Wall Street. Por tanto, es fácil suponer que los derivados bitcoines terminen siendo más grandes que el mercado efectivo que pueda llegar a desarrollarse algún día. De hecho, en teoría el número de bitcoines se limita a 21 millones.

¿Las posiciones en corto del bitcoin harán que caiga el precio?

Los contratos de futuros permiten a los inversores apostar sobre los movimientos del mercado en cualquier dirección, ya sea “en corto” o “en largo”. Aparte de unos pocos y pequeños mercados que negocian derivados bitcoines, en la actualidad no existe una manera sencilla de ir en corto con el bitcoin. Por tanto, es comprensible que nos preguntemos: ‘Si resulta fácil apostar a la caída del precio del bitcoin, ¿aumentarán las posibilidades de que se produzca una liquidación de bitcoines o incluso un colapso?’. O quizá podríamos ser testigos de lo contrario: ¿el dinero que se ha mantenido al margen de esas transacciones finalmente ingresará al mercado de futuros de bitcoin y subirá el precio de la criptomoneda?

La respuesta no es sencilla. A diferencia del mercado de acciones, los mercados de futuros son un juego donde para que unos ganen, otros deben perder. Por cada posición en largo hay una en corto. Por cada ganador, hay un perdedor. Cada dólar que gana un agente es un dólar que ha perdido otro. Por ejemplo, si alguien quiere apostar a lo grande por la bajada del bitcoin, lo cual significa que irá en corto con 1.000 contratos de bitcoin, es necesario que del otro lado se encuentren uno o más inversores dispuestos a asumir la postura opuesta. Quizá ese nivel de liquidez no se logrará desde el primer día. A medida que crezca el mercado de futuros, el dinero institucional será cada vez más decisivo en el precio del bitcoin. Si los derivados bitcoin se vuelven más grandes que el mercado de efectivo subyacente para la criptomoneda, la opinión de Wall Street tendrá un efecto desproporcionado sobre el precio del bitcoin. Eso podría generar una tendencia alcista o bajista.

Fuente: YahooFinanzas.com


Source: Economia