JP Morgan no se cree a sí mismo: anticipa buenas perspectivas pero recorta plantilla

JPMorgan, el banco más poderoso de Estados Unidos, es el protagonista de una curiosa paradoja actual. Por un lado, la entidad capitaneada por Jamie Dimon ha ofrecido unas perspectivas bastante positivas, ya que sus analistas consideran que el actual momento de desaceleración económica es similar al de 2016, cuando la economía posteriormente se recuperó.

Sin embargo, al mismo tiempo, según ha informado Citywire, el banco está recortando cientos de puestos de trabajo en su división de banca de inversión y gestión de activos tras completar una revisión periódica de su plantilla. Este adelgazamiento de plantilla se está realizando a nivel global.

Un portavoz de la entidad ha calificado este ajuste anual como algo “normal”, aunque no deja de ser paradójico que se acometa justo cuando la desaceleración económica es más evidente y después de que se despidiese a unos 100 empleados de esta unidad en agosto, que emplea a unas 24.000 personas en todo el mundo.

Según ha publicado Bolsamanía recientemente, los expertos de JPMorgan consideran que el actual frenazo económico tiene “muchas similitudes con 2016“. En su opinión, “el actual escenario macroeconómico tiene grandes similitudes con la corrección de mitad de ciclo que vimos entre 2015 y 2016”.

El banco estadounidense considera que, como hace tres años, los beneficios empresariales se encuentran bajo presión, sobre todo en el primer trimestre del ejercicio. Por ello, consideran probable que el mercado consolide en los niveles actuales tras el gran rally desde finales de diciembre.

Sin embargo, anticipa que las bolsas volverán a retomar la senda alcista en el segundo semestre, cuando “el rebote probablemente obtenga una confirmación fundamental” por las menores incertidumbres sobre la economía y la recuperación de la actividad que anticipan para los próximos meses.

Aconsejamos utilizar cualquier debilidad como una oportunidad para añadir exposición” a las bolsas, afirman estos experto. “Mantenemos nuestra estrategia de estar largos sobre Tecnología y Materias Primas, mientras seguimos sin estar interesados en los Bancos”, añaden.

En su opinión, la previsión sobre los márgenes de beneficios empresariales a será crucial la hora de valorar si el actual rally alcista de las bolsas mundiales tiene más recorrido. “El consenso anticipa que los márgenes sólo pueden bajar, debido al elevado punto de partida, al aumento de costas y a que nos encontramos en la última parte del ciclo. Pero para nosotros no es el escenario base”, afirman.

Jamie Dimon ya comentó a finales de febrero, durante el Día del Inversor de la entidad, que “estamos preparados para una recesión“. Posteriormente matizó sus palabras al añadir que “no estamos prediciendo una, simplemente señalamos que somos muy conscientes de los riesgos”.

La directora financiera del banco, Marianne Lake, señaló en este mismo evento, y en línea con lo comentado por los analistas recientemente, que “al actual ciclo económico aún le queda cuerda para rato y el crecimiento de la economía global se estabilizará, pero las recientes caídas del sentimiento empresarial han elevado los indicadores de recesión, aunque todavía no estén parpadeando en rojo”.

Para JPMorgan, este optimismo económico no está reñido con recortar su plantilla de gestores de activos y banqueros de inversión, aunque no deja de ser una paradoja que ‘sobren’ cientos de empleados justo cuando sus previsiones apuntan a una recuperación de la actividad a partir de los próximos meses.

Fuente: Bolsamania.com


Source: Economia