Las claves de la reunión de la Fed de junio

Por Cristina Campabadal

Los mercados internacionales, inversores y economistas de todo el mundo están pendientes de la reunión de dos días de duración de la Reserva Federal (Fed), que se inicia hoy martes y finalizará mañana miércoles (mira aquí el calendario del banco central estadounidense).

La presidenta de la institución, Janet Yellen, notificará la decisión del comité sobre si finalmente subirán o no los tipos de interés en una conferencia de prensa. Los mercados seguirán muy atentos sus comentarios, ya que podrían facilitar información sobre la posibilidad de probables nuevas subidas de tipos en el mes de septiembre o diciembre.

Para esta cita, se espera un aumento de un cuarto de punto de las tasas de interés, después de que el mes pasado las mantuviera estables entre 0,75% y 1,00% y los miembros del banco central dijeran que esperaban ver si futuras evidencias sustentarían un nuevo incremento.

¿Qué opinan los funcionarios de la FED?

Los funcionarios de la Fed no se muestran preocupados por la fortaleza de la economía del país y piensan que el débil crecimiento del primer trimestre es un hecho temporal. Además, confían que la inflación iniciará su ascenso de nuevo a corto plazo, llegando a alcanzar los objetivos del banco central americano.

Desde este punto de vista y la tranquilidad mostrada por parte de los funcionarios de la Reserva Federal, todo parece indicar que subirán las tasas de interés.

¿Qué opinan los economistas?

Los analistas apuestan por un alza. Son optimistas respecto a la salud económica del país, especialmente teniendo en cuenta la buena evolución del mercado laboral, que en el mes de mayo creó 138.000 empleos y la tasa de paro cayó a un mínimo de 16 años del 4,3%.

Los economistas creen que la Fed señalará una nueva subida de tasas este año y tres aumentos en 2018, elevando los tipos al 2,1% para finales del próximo año.

Hay ciertos analistas que se muestran escépticos respecto a la subida de tipos porque consideran que no existe amenaza inflacionista para la economía estadounidense. Y eso a pesar de que el índice de precios al consumo aumentó un 0,2 % en abril, tras una caída del 0,3 % en el mes anterior, situando la tasa interanual en el 2,2%.

¿Cómo afectará una subida de tipos?

Si la Fed sube tipos al 1,25%, los intereses hipotecarios se encarecerán en 38 puntos básicos, según economistas del banco Wells Fargo.

Otra de las consecuencias sería el aumento de las comisiones bancarias y los prestamos a corto plazo como tarjetas de crédito y préstamos para la compra de autos, entre otros.

La buena noticia es que se espera que el crecimiento económico no se vea negativamente afectado, con lo que se prevé una mejora de las oportunidades laborales, un aumento en la puntuación crediticia de las familias, y un ligero incremento en los tipos de interés que ofrezcan los depósitos bancarios.

Las acciones permanecerán fuertes y no se esperan grandes caídas en los mercados. Veremos.

Fuente: YahooFinanzas.com


Source: Economia