Logro de crecimiento del 3% de Trump cae ante revisión de datos

Después de todo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no logró alcanzar su objetivo del 3% para el crecimiento económico en 2018.

Las cifras actualizadas del gobierno muestran que el producto interno bruto se expandió 2,5% en el cuarto trimestre sobre el cuarto trimestre del año pasado. Esto se compara con una estimación previa del 3% y un 2,8% revisado al alza en 2017, el primer año de la presidencia de Trump.

Detrás del recorte de 2018: Un crecimiento más lento de la inversión empresarial y las exportaciones, junto con una mayor producción en el cuarto trimestre de 2017, hizo que la comparación fuera menos favorable.

Los datos del segundo trimestre de 2019, también publicados el viernes, mostraron que la economía se expandió a un ritmo anualizado de 2,1%, por encima de la proyección media, luego de una lectura de 3,1% en los tres meses anteriores. El PIB creció 2,3% en el segundo trimestre con respecto al año anterior, el más lento en dos años.

Los nuevos datos ponen en duda la afirmación de Trump de que está elevando el crecimiento de un 2% a más de un 3% mediante una combinación de recortes de impuestos, desregulación y una política comercial proestadounidense. Sin embargo, las ganancias del PIB en los primeros dos años de su presidencia superaron el promedio del 2,3% de la expansión.

Otros puntos destacados de las revisiones anuales del PIB —que cubren datos desde 2014— incluyen un fuerte ajuste al alza en la tasa de ahorro personal del año pasado y la adopción de nuevos cálculos de precios ajustados según la calidad para teléfonos celulares que muestran caídas más pronunciadas que las cifras anteriores.

Los últimos datos de la Oficina de Análisis Económicos (BEA, por sus siglas en inglés) del Departamento de Comercio también muestran que la economía terminó en 2018 en una posición mucho más débil de lo que se pensaba.

El crecimiento en los últimos tres meses de 2018 ahora está vinculado a un 1,1% anualizado, la mitad de la estimación anterior y el ritmo más lento en tres años, ya que el gasto de los consumidores se redujo significativamente.

Beneficios empresariales

A las corporaciones también les fue mal en los últimos tres meses del año, ya que sus ganancias cayeron a US$18.600 millones sobre una base anualizada ajustada estacionalmente desde el trimestre anterior. Esto es casi el doble de la caída estimada anteriormente.

La fuerte desaceleración del crecimiento a fines de 2018 podría proporcionarle forraje a Trump en sus críticas a la Reserva Federal por elevar las tasas de interés que incluye un alza en diciembre.

Los inversionistas esperan que la Fed, frente a una economía global desacelerada y tensiones comerciales elevadas, reduzca los costos de endeudamiento la próxima semana por primera vez en más de una década.

A medida que el crecimiento económico disminuía a lo largo de 2018, los estadounidenses ahorraban más dinero. La tasa de ahorro personal del año pasado llegó a 7,7% —mayor frente a una estimación previa de 6,7%— después del 7% en 2017, según muestran las cifras revisadas.

Los ahorros se vieron impulsados por un ingreso mayor al que se pensaba, proveniente de pagos de intereses y dividendos pagados a los inversionistas. Esto sugiere que las personas más ricas fueron los principales beneficiarios.

La revisión anual también refleja el trabajo que la BEA realizó con la Fed para mejorar la medición de la agencia de los precios de los teléfonos celulares ajustados por calidad.

Ahora se considera que los precios de los servicios de telefonía celular han caído un 26,7% desde el cuarto trimestre de 2014 hasta el primer trimestre de este año. Esto se compara con una caída de 17,4% según el antiguo cálculo.

Fuente: Reuters


Source: Economia