Los beneficios de JPMorgan Chase crecen un 10 % entre enero y septiembre

El grupo bancario JPMorgan Chase, el más importante del país, anunció este martes que en los primeros nueve meses de su año fiscal 2019 sus beneficios netos crecieron un 10 % hasta 27.911 millones de dólares, sobre todo gracias a la fortaleza de las operaciones de banca de consumo.

Al dar a conocer los datos del tercer trimestre y del acumulado entre enero y septiembre, JPMorgan Chase señaló que el beneficio neto por acción en los últimos nueve meses llegó a 8,15 dólares, por encima de los 7 dólares del mismo período del año pasado, lo que representa un incremento del 16 %.

Los ingresos de la firma crecieron un 5 % en ese periodo, hasta 87.296 millones de dólares, en comparación con 82.920 millones en el ejercicio previo.

Respecto a ese último tercer trimestre del año, el período que más siguen los analistas de Wall Street, el beneficio neto llegó a 9.080 millones de dólares, un 7,7 % más que en el mismo período del año pasado, cuando facturó 8.380 millones

La ganancia por acción fue de 2,68 dólares -los analistas esperaban 2,45 dólares-, frente al beneficio neto por acción de 2,34 dólares del tercer trimestre del año pasado, y los ingresos subieron un 7,1 %, hasta 29.341 millones de dólares.

JPMorgan Chase publicó así ganancias e ingresos en el último trimestre que excedieron las expectativas de los analistas, sobre todo gracias a la fortaleza de las operaciones de banca de consumo, que ayudaron al banco a mitigar el impacto de unos tipos de interés cada vez más bajos.

El máximo responsables de la entidad, Jamie Dimon, subrayó en un comunicado que con estos datos se certifica que “el consumidor se mantiene saludable con un crecimiento en los salarios y el gasto, combinado con balances sólidos y bajos niveles de desempleo”.

“Esto se ve compensado por el debilitamiento del sentimiento empresarial y los gastos de capital, principalmente debido a riesgos geopolíticos cada vez más complejos, incluidas las tensiones en el comercio mundial”, apuntó.

Los bancos de EE.UU. están preocupados este año de que la deriva de la Reserva Federal hacia la reducción de los tipos de interés acorte cada vez más los márgenes de ganancias.

La Fed recortó los tipos dos veces en el tercer trimestre para evitar una desaceleración y los bancos, incluidos J.P.Morgan y Wells Fargo, advirtieron el mes pasado de que los ingresos netos por intereses se resentirían.

Los resultados, dados a conocer antes de la apertura de Wall Street, superaron las estimaciones de los analistas y en las operaciones electrónicas previas al arranque de la Bolsa de Nuevsa York los títulos del grupo avanzaban un 0,27 %.

(c) Agencia EFE


Source: Economia