Moody’s: Reforma tributaria argentina favorece a empresas pero no a bancos

La agencia de calificación de riesgo Moody’s aseguró hoy que la reforma tributaria que recientemente se aprobó en Argentina “es positiva” para las empresas pero “negativa” para los bancos, mientras que para el Gobierno central y los de las provincias “será positiva si repunta el crecimiento”.

En diciembre pasado, el Congreso aprobó el proyecto de ley impulsado por el oficialismo para una reforma tributaria que prevé una rebaja gradual de algunos impuestos y buscará, según el Ejecutivo, incentivar las inversiones y la creación de empleo.

“Una nueva ley que reforma el sistema tributario de Argentina tendrá un impacto positivo en la solvencia de las empresas locales, mientras que el impacto para el Gobierno soberano y las provincias de Argentina cambiará desde inicialmente negativo a positivo a medida que el crecimiento repunte”, explicó Moody’s en un informe.

Asimismo, según la misma agencia las consecuencias para los bancos serán “negativas, aunque el impacto no será severo”.

“Debido a la baja de algunos impuestos, es probable que los ingresos del Gobierno nacional disminuyan moderadamente, lo cual dificultará aún más los esfuerzos del gobierno para reducir su déficit”, añade el texto difundido.

Al mismo tiempo, se considera que la nueva política impositiva dará apoyo a un crecimiento económico “más rápido” y fomentará mayores inversiones, lo que ayudará a contrarrestar estos “efectos negativos”, especificó el analista sénior de Moody’s para Argentina, Gabriel Torres.

La reforma impulsada incluye además, entre otros puntos, gravar la mayor parte de las rentas financieras actualmente exentas (por ejemplo, los plazos fijos) y reducir en un plazo de cuatro años la alícuota del impuesto a las ganancias corporativas para aquellas utilidades que no se distribuyan entre los accionistas, para dar más incentivos a las empresas que reinviertan sus utilidades.

Agrega además cambios en los impuestos en el sector inmobiliario y en la venta de ciertos productos.

Moody’s considera que el impacto de la reforma para las provincias argentinas será “similar”, ya que los beneficios del proyecto “probablemente se materializarán a largo plazo”.

“Debido a la rebaja de la tasa de impuesto a las ganancias que se les aplica a las empresas a 25% desde 35% en un período de dos años, y al reducir las contribuciones a la seguridad social a cargo de los empleadores, la ley también beneficiará a las compañías argentinas”, destaca la compañía.

Por otro lado, subraya que “el principal objetivo que tiene el Gobierno al reducir el impuesto a las ganancias de las empresas e introducir un impuesto compensatorio sobre los dividendos es alentar la retención y reinversión de las ganancias de las empresas”.

“La reforma también permitirá al Gobierno realizar un incremento gradual de la porción del impuesto a los débitos y créditos bancarios de las empresas que es deducible del impuesto a las ganancias”, remarca el informe.

En términos generales, concluye Moody’s, los cambios tributarios serán negativos para los bancos, aunque el impacto será menor.

“El mayor impuesto a las ganancias sobre los intereses devengados sobre depósitos a plazo de los individuos provocará un incremento de los costos de fondeo de los bancos”, matiza, pero indica que otras medidas afectarán a los bancos de forma “más positiva”, como la capacidad del Gobierno de reducir el impuesto a los débitos y créditos bancarios y la creación de nuevos incentivos para la generación de empleo formal.

En noviembre pasado, Moody’s subió la nota de Argentina un escalón, hasta B2, con perspectiva estable, al valorar las reformas que está llevando a cabo el Gobierno y considerar que probablemente continuarán.

Fuente: EFE


Source: Economia