Ola vendedora por virus puede ser una oportunidad, dice JPMorgan

Los temores a la propagación del mortal virus respiratorio chino están sacudiendo la renta variable mundial, pero los analistas de estrategia de JPMorgan Chase & Co. dicen que podría terminar siendo una oportunidad de compra.

La ola de venta de acciones podría continuar antes de que mejore la situación que rodea la infección, pero en el pasado tales brotes importantes solo llevaron a una caída en el valor de las acciones de aproximadamente un 4,7% de media, escribieron los estrategas en un comentario. Mantienen una visión optimista sobre las acciones mundiales, y agregan que en el pasado, aunque los valores cayeron por temores similares, posteriormente repuntaron.

“Las alertas sanitarias, al igual que las campañas de guerra localizadas o los incidentes terroristas, fueron históricamente oportunidades de compra, en lugar de razones para una venta sostenida”, escribieron los estrategas de JPMorgan, Mislav Matejka, Prabhav Bhadani y Nitya Saldanha.

La volatilidad aumentó y la renta variable mundial cayó el lunes después de que el número de fallecidos a consecuencia del coronavirus aumentase a al menos 80 y la infección se propagase a Francia y Canadá, entre otros países. Las acciones de minería y viajes resultaron especialmente afectadas, con la caída de los precios de los metales y la decisión de China de suspender las ventas de paquetes turísticos en un intento por contener el brote, lo que lastra las acciones de viajes y ocio.

Los estrategas de JPMorgan analizaron la reacción del mercado de valores en pandemias anteriores, incluida la del SARS de 2003 y los brotes de gripe porcina de 2009. Señalan que estos episodios no condujeron a períodos prolongados de venta de acciones y se convirtieron en oportunidades de compra “en cuestión de semanas”, con índices que aumentaron un 23% en promedio en los tres meses posteriores al pico de interés mundial por la alerta sanitaria.

Tanto el S&P 500 como el MSCI All-Country World Index han alcanzado récords este mes debido a que el 2020 comenzó con una nota jubilosa por el optimismo sobre el acuerdo comercial entre Estados Unidos y China. La exposición elevada de fondos orientados a la volatilidad en las acciones estadounidenses a niveles vistos por última vez en febrero de 2018 había alimentado las preocupaciones en algunos sectores del mercado, lo que por ahora al menos está siendo confirmado por los eventos.

Fuente: Bloomberg


Source: Economia