Por la guerra comercial de Trump, la Fed abre la puerta a recotar la tasa de interés

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed, en la jerga) brindó la señal más nítida de que, llegado el caso, moverá sus fichas y recortará su tasa de interés para proteger la expansión de la economía de la guerra comercial entre Washington y Pekín desatada por el presidente, Donald Trump , aún irresuelta.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, sugirió en un discurso en Chicago que el banco central estadounidense podría llegar a dar vuelta su política monetaria y reducir la tasa de interés de referencia -una variable sensible para la Argentina- si la puja comercial descarrila a la economía en caso de que los gobiernos de Trump y el presidente chino, Xi Jinping, no logren llegar a un acuerdo.

“No sabemos cómo o cuándo se resolverán estos temas comerciales”, dijo Powell. “Estamos monitoreando de cerca las implicaciones de estos desarrollos para la perspectiva económica de los Estados Unidos y, como siempre, actuaremos de manera apropiada para sostener la expansión con un mercado laboral sólido y una inflación cerca a nuestro objetivo simétrico de 2 por ciento”, afirmó.

A raíz del nuevo escenario, bancos de inversión de Wall Street, fondos y analistas comenzaron a retocar su perspectiva. Barclays espera ahora una reducción de medio punto en la tasa de interés en septiembre, y otro cuarto antes de fin de año, mientras que el banco JP Morgan prevé una baja de medio punto partida en dos recortes antes de diciembre, según indicó el Wall Street Journal.

“Si la guerra comercial sigue avanzando, va a haber una caída muy fuerte de la inversión en el mundo y vamos a ir a una recesión. La Fed no va a poder hacer lo suficiente para controlar esa caída en caso de que sigamos con esta guerra comercial”, indicó Alberto Bernal, de XP Securities. Bernal espera bajas importantes en la tasa si persiste la puja.

Powell, uno de los funcionarios que más cuida sus palabras en público a sabiendas del impacto que tienen sobre los mercados, brindó con su discurso la señal más contundente acerca de la preocupación que generan las ideas y vueltas en busca de un acuerdo comercial entre las dos principales economías del planeta.

A su vez, Powell brindó la señal de que la Fed no se quedará de brazos cruzados si la situación se deteriora al punto de poner en peligro la expansión de Estados Unidos, que se encamina a ser la más prolongada de la historia del país.

La guerra comercial ha abierto un nuevo frente turbulento para la economía argentina. La puja ha llevado incertidumbre y volatilidad a los mercados, y ha alimentado el apetito de los inversores por los activos seguros, como los bonos del Tesoro de Estados Unidos, un fenómeno que ha apuntalado la suba del riesgo país argentino y ha frenado la tibia recuperación de la economía. Además, la guerra comercial ha deprimido el precio de la soja, el principal producto de exportación del país.

Fuente: Reuters


Source: Economia