Powell advierte sobre peligro de virus, rechaza tasas negativas

La economía de Estados Unidos enfrenta riesgos sin precedentes del coronavirus si los responsables de la política fiscal y monetaria no están a la altura del desafío, dijo el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, a la vez que rechazaba la noción de desplegar tasas de interés negativas.

“La recuperación puede tomar algún tiempo para ganar impulso, y el paso del tiempo puede convertir los problemas de liquidez en problemas de solvencia”, dijo Powell el miércoles en observaciones a un evento virtual organizado por el Instituto Peterson de Economía Internacional. “El apoyo fiscal adicional podría ser costoso, pero vale la pena si ayuda a evitar daños económicos a largo plazo y nos deja con una recuperación más fuerte”.

Powell y sus colegas en el Comité Federal de Mercado Abierto han tomado medidas dramáticas para proteger la economía de Estados Unidos durante la pandemia de coronavirus. Han reducido su tasa de interés de referencia a casi cero, se han involucrado en la compra abierta de bonos y comenzaron a implementar programas de préstamos de emergencia a medida que el desempleo en Estados Unidos se ha disparado a niveles no vistos desde la Gran Depresión de la década de 1930.

En medio de una perspectiva tan oscura, algunos inversores han apostado a que la Fed podría seguir a otros bancos centrales en llevar las tasas a territorio negativo para estimular el gasto, empujando a los mercados de futuros a valorar una pequeña posibilidad de que pueda suceder. Powell reconoció la especulación, pero dijo que tal movimiento no se estaba considerando, aunque no llegó a descartar por completo la herramienta como una opción en el futuro.

“La opinión del comité sobre las tasas negativas realmente no ha cambiado. Esto no es algo que estamos considerando”, dijo. “Sé que hay fanáticos de la política, pero por ahora, no es algo que estemos considerando. Creemos que tenemos un buen kit de herramientas, y ese es el que usaremos”.

Operadores de futuros de fondos federales aplazaron las apuestas por una tasa de política negativa para el próximo año después de los comentarios de Powell.

“Se le preguntó sobre las tasas negativas y las rechazó categóricamente una vez más”, escribió Stephen Stanley, economista jefe de Amherst Pierpont Securities, en un correo electrónico a clientes después del evento. “No creo que pudiera haber sido más claro, pero los participantes del mercado aún no han estado dispuestos a aceptar un ‘no’ por respuesta, por lo que tampoco soy optimista de que asimilen el mensaje esta vez”.

El presidente de la Fed, en su discurso, describió el preocupante escenario planteado por las bancarrotas masivas y el desempleo, al tiempo que afirmó que los formuladores de política podrían tener que hacer más para evitar que esto suceda. Dijo que la Fed publicaría una encuesta el jueves que muestra que casi el 40% de los hogares estadounidenses que ganan menos de US$40.000 al año habían perdido un trabajo en marzo.

“Los largos periodos de desempleo pueden dañar o terminar la carrera de los trabajadores, ya que sus habilidades pierden valor y las redes profesionales se agotan, y dejan a las familias más endeudadas”, dijo Powell. “La pérdida de miles de pequeñas y medianas empresas en todo el país destruiría el legado laboral y familiar de muchos líderes empresariales y comunitarios y limitaría la fortaleza de la recuperación cuando llegue”.

Legisladores del Congreso y la Administración del presidente Donald Trump han aprobado casi US$3 billones en medidas de ayuda económica, incluidos US$454.000 millones para servir de respaldo a los programas de emergencia del banco central.

Lo que dicen nuestros economistas:

“Los comentarios de Powell muestran la voluntad de la Reserva Federal de hacer más para apoyar a la economía, pero las tasas negativas no serán discutibles”.

—Carl Riccadonna y Andrew Husby

“Si bien la respuesta económica ha sido tanto oportuna como apropiada, puede que no sea el capítulo final, dado que el camino por delante es altamente incierto y está sujeto a riesgos negativos significativos”, dijo Powell.

En un paso sin precedentes, la Fed esta semana también comenzó a comprar fondos negociados en bolsa de deuda corporativa para respaldar la liquidez en el mercado donde las grandes empresas solicitan préstamos.

Powell agregó que el banco central “continuará utilizando nuestras herramientas al máximo hasta que la crisis haya pasado y la recuperación económica esté en marcha”, pero advirtió que solo podría hacer préstamos y no gastar dinero.

“Cuando esta crisis haya quedado atrás, guardaremos estas herramientas de emergencia”, dijo.

Fuente: Reuters


Source: Economia