Según la calificadora de riesgo Moody’s, la Argentina tiene el peor pronóstico de la región

Luego de un año turbulento en lo económico, las perspectivas para el 2020 no auguran tiempos necesariamente más calmos. De acuerdo a un informe publicado recientemente por la calificadora de riesgo Moody´s, el pronóstico no es bueno para la Argentina: es el único de todos los países de la región que tendrá una caída en su PBI.

Según la firma, la Argentina será el único país latinoamericano que no crecerá en 2020. Según el informe, que excluyó de su análisis a Venezuela, la actividad económica local se contraerá un 2,5% el año próximo.

El informe señala que hay perspectivas «modestas» de crecimiento en toda la región. «Las estimaciones del PBI permanecen levemente más altas que los niveles de 2019, pero las perspectivas de crecimiento para la mayoría de los países de Latinoamérica fueron revisadas a la baja», detalla la firma basada en Nueva York.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció el martes pasado un plan de emergencia económica

En este marco poco auspicioso, la Argentina tiene el pronóstico más desfavorable de todos. Según el informe, el PBI de país se contraerá 2,5% en 2020, y recibió además el mayor ajuste a la baja respecto de pronósticos anteriores entre todos los países analizados.

El escenario contrasta con lo que se espera en otros países que, incluso en un escenario de fuerte agitación política, tienen perspectivas positivas de crecimiento. Tal es el caso de Bolivia (se espera que aumente su PBI 3,1%), Brasil (2%) y Colombia (3,3%).

Respecto de la Argentina en particular, la calificadora considera que el «empeoramiento del entorno operativo» continuará afectando las condiciones de financiamiento de los bancos y los perfiles de riesgo activo. Esto «mientras que la penetración del crédito cae a mínimos históricos», en torno al 11% del PBI.

Además, pronostica que los «sucesivos shocks de moneda» y la «incertidumbre política» continuará atentando contra el consumo y la confianza de los inversores.

En un análisis más detallado de lo sucedido durante 2019 en cada país, el informe -que apunta, sobre todo, a prever el escenario en el que desarrollarán sus actividades los bancos- asegura que los depósitos en dólares se redujeron 44% desde las elecciones primarias, en agosto pasado. Pasaron de US$32.000 millones a menos de US$20.000 millones.

Ese el mismo mes de las primarias, la calificadora de riesgo decidió bajar las calificaciones senior no garantizadas y de emisor a largo plazo en moneda extranjera y moneda local del gobierno de la Argentina a Caa2, desde B2.

Fuente: YahooFinanzas.com


Source: Economia