Snap fija el precio de su acción en 17 dólares: valdrá casi 24.000 millones de dólares

Snap está lista ya para salir a cotizar oficialmente el jueves en la bolsa de Nueva York. A la espera de este hito histórico para la matriz de la popular aplicación Snapchat, la compañía ha decidido fijar el precio de su acción en los 17 dólares, un dólar por encima del rango previsto, que oscilaba previamente entre los 14 y 16 dólares. De esta forma se proyecta una recaudación de alrededor de 3.400 millones de dólares y un valor de mercado de aproximadamente 23.600 millones de dólares, si tomamos como referencia la base plenamente diluida de sus títulos.

Con estas cifras sobre la mesa, publicadas primero por The Wall Street Journal, Reuters y Bloomberg citando fuentes cercanas a la empresa antes de hacerse oficiales, Snap se convertirá en la mayor salida a bolsa desde el estreno de Alibaba en 2014. Según las informaciones dadas a conocer hasta el momento, la predilección por sus acciones es importante. Con la previsión de una venta total de 200 millones de títulos, la demanda ha superado 10 veces las previsiones iniciales.

Al mismo tiempo, se espera que el precio de mercado de Snap, fundada por Evan Spiegel y Bobby Murphy, duplicará el valor bursátil de Twitter, que en estos momentos alcanza los 11.080 millones de dólares además de postularse como uno de los más jugosos desde la salida a bolsa de Facebook en 2012.

La empresa, con sede en Venice Beach, California, es el primer unicornio, como se conoce a las startups que acumulan un valor superior a los 1.000 millones de dólares en el mercado privado, en probar suerte bajo el escrutinio público. Si tiene suerte, otros gigantes como Uber, Airbnb o entidades de menor tamaño podrían seguir su estela en un futuro no muy lejano.

Tras una considerable sequía en los estrenos a pie de parqué, recordemos que el año pasado las compañías que se atrevieron a hacerlo sólo recaudaron 18.800 millones de dólares, la cifra más baja de la última década, los inversores parecen estar más que dispuestos a aprovechar el momento de euforia bursátil que vive el mercado desde el pasado 8 de noviembre.

De hecho, la demanda de Snap no se ha visto limitada por el estado de sus cuentas financieras. En los documentos presentados ante la Comisión de Mercados y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), este fabricante de cámaras, como se autodefine la matriz de Snapchat, presentó unas pérdidas netas de 514,6 millones de dólares sobre una facturación de 404,8 millones de dólares y determinó que la compañía “puede que nunca llegue o pueda mantener una rentabilidad”.

Riesgos

Entre la lista de riesgos que reconoce Snap, está la posibilidad de que el ritmo de crecimiento en su base de usuarios se estanque o, peor aún, no crezca absolutamente nada. En los documentos presentados a la SEC, la compañía ejemplificó esta situación con los datos registrados entre su trimestre finalizado el 30 de enero de 2016 y el que culminó el 30 de septiembre de 2016. Entre ambos trimestres los usuarios activos diarios crecieron un 7%, hasta los 143 millones, sin embargo la compañía reconoció que “el crecimiento fue plano en el trayecto final de los tres meses hasta el 30 de septiembre”.

En estos menesteres, la edad de la mayor parte de sus usuarios, que oscilan entre los 18 y los 34 años, puede plantear un problema. “Pueden ser menos fieles a la marca y puede que Snapchat pueda penetrar otros campos demográficos de forma sustancial”, aseguró la empresas que en estos momentos cuenta con 1.859 empleados, una cifra que espera “aumentar rápidamente para apoyar el crecimiento”.

“Los ingresos se han multiplicado por seis en los últimos 12 meses mientras que las pérdidas han crecido un 150%”, observa Rohit Kulkarmi, director de análisis SharePost Financial. “Una de las alarmas de su documentación es la caída en sus usuarios activos diarios y su monetización por usuario en América del Norte alcanza el 2,15 dólares frente a los 20 dólares de Facebook o los 8 o 10 dólares de Twitter”, señala.

No es extraño para compañías como Snap avisar sobre la falta de perspectiva en lo que a rentabilidad se refiere pero, en este caso, dada la expectativa suscitada, muchos se preguntan si Spiegel logrará seguir la estela de Mark Zuckerberg y crear un imperio con una capitalización de 387.000 millones de dólares que ha generado una rentabilidad del 250% a sus inversores o imitará a Jack Dorsey, quien ha visto como Twitter ha borrado el 62% de su valor desde que saliera a bolsa en noviembre de 2013.

Fuente: ElEconomista.com


Source: Economia