Wall Street cierra en negativo tras las pesimistas previsiones de la Fed

Wall Street ha cotizado en positivo durante toda la jornada de este miércoles, hasta que se han conocido las actas de la Reserva Federal. El banco central ha manifestado que la pandemia «lastrará pesadamente» la actividad económica, el empleo y la inflación de Estados Unidos en el corto plazo. Ante esta previsión, las principales bolsas neoyorkinas han terminado la sesión con caídas (Dow Jones: -0,3%; S&P 500: -0,44%; Nasdaq: -0,71%).

No obstante, este giro a la baja en los últimos compases de la sesión no ha evitado que Apple deje de brillar como la estrella de la jornada. La tecnológica ha hecho historia tras convertirse en la primera compañía estadounidense en alcanzar los 2 billones de dólares de capitalización en Wall Street. Sus acciones han superado esa barrera, alcanzando un máximo intradía de 468,65 dólares. Finalmente, se ha desinflado hasta terminar con un repunte del 0,13%.

Dentro del frente empresarial, también ha destacado Johnson & Johnson que ha acordado la compra de Momenta Pharmaceuticals por 6.500 millones de dólares. Las acciones de Momenta se han disparado casi un 70% tras la operación corporativa. Otro valor a resaltar ha sido Target, que ha subido más de un 12,67% tras haber presentado resultados y lograr unas ganancias trimestrales récord.

La guerra comercial también sigue presente en el ánimo de los inversores. Lo último es que el presidente estadounidense, Donald Trump, ha confirmado que fue él quien pospuso las negociaciones con China. La tensión entre ambos gigantes es uno de los asuntos que está marcando la semana en los mercados, aunque no afecta a los índices.

En materia política, republicanos y demócratas siguen negociando un segundo paquete de estímulos para la economía del país, aunque ahora el acuerdo parece más cercano después de que Nancy Pelosi haya asegurado que los demócratas están dispuestos a rebajar sus demandas para llegar a un acuerdo con los republicanos. Se estima que el paquete podría ascender, si hay acuerdo, a los 1,5 billones de dólares.

A nivel estratégico, Goldman Sachs ha sido el último gran banco de inversión en elevar el precio objetivo del S&P 500. La firma ahora cree que el selectivo estadounidense puede subir casi 10% hasta finales de año. David Kostin, estratega jefe de Renta Variable en EEUU, ha elevado el precio objetivo que puede alcanzar el índice desde los 3.000 puntos hasta los 3.600 puntos.

En otros mercados, el petróleo West Texas ha caído un 0,28% al cierre del mercado estadounidense, hasta 43 dólares, a la espera del resultado de la reunión de la OPEP+, mientras el euro se ha depreciado un 0,7% y se ha cambiado a 1,1846 dólares. Además, la rentabilidad del bono americano a 10 años ha subido hasta el 0,68%.


Source: Economia