Wall Street, pendiente de la votación sobre la reforma sanitaria de Trump

Los mercados estadounidenses esperan en tensa calma lo que pueda ocurrir en la Cámara de Representantes en la votación sobre la reforma a la ley de salud, que en principio se realizará hoy. De momento, las subidas se imponen en el Dow Jones (^DJI), el S&P 500 (^GSPC) y el Nasdaq (^IXIC).

Los inversores no se muestran preocupados por la propia reforma del Obamacare, sino por lo que esta negociación significa. Si el presidente Donald Trump es incapaz de sacar adelante su iniciativa, se entenderá como una muestra de debilidad, lo que también pondrá en duda su capacidad para aprobar las tan esperadas reformas económicas que ha prometido y que tanto gustan en la bolsa.

El liderazgo republicano de la Cámara de Representantes pospuso ayer una votación sobre la Ley Estadounidense de Atención de la Salud debido a falta de apoyo. Conservadores y republicanos más moderados tenían preocupaciones opuestas respecto a la iniciativa de ley, la cual es ampliamente repudiada por los demócratas.

Jamie Cox, directivo asociado en Harris Financial Group, dijo que a los inversionistas les preocupa cómo actuarán el Congreso —controlado por el Partido Republicano— y la Casa Blanca en asuntos como la reforma fiscal, un aumento al tope de la deuda pública y respecto a incrementar el gasto en infraestructura.

“Si los republicanos están teniendo tanta dificultad para hacer cambios a algo en lo que están todos de acuerdo, ¿cómo demonios van a ponerse de acuerdo en el más complicado recorte fiscal que se abordará más tarde durante el año?”, preguntó Cox.

Las promesas

Wall Street también está pendiente de otros grandes temas, como la desregulación y el descenso de los impuestos corporativos.

“Con el proyecto de ley sanitario sabremos si verdaderamente puede haber un cambio importante”, sostiene el jefe de inversión de la firma Commonwealth Financial Network, Brad McMillan. “El proyecto de ley sanitario es realmente el primer momento para aportar o callarse”, dice McMillan.

Son fechas, además, en las que Wall Street apenas tiene distracciones. La nueva tanda de resultados empresariales comenzará el mes que viene, y hasta entonces no hay muchos referentes.

Claro está, la Cámara de Representantes es el primer escenario de la batalla legislativa, pero luego queda el Senado, y ahí, de nuevo, surgirán nuevas incertidumbres, y el Capitolio de Washington volverá a imponer su ritmo.

Fuente: YahooFinanzas.com


Source: Economia