Wall Street vende pendiente de China, los resultados y el cierre del Gobierno

Wall Street registra ventas moderadas tras el fuerte rally de las dos últimas semanas desde los mínimos anuales de 2018, registrados el pasado 26 de diciembre en 2.346 puntos, en el caso del S&P 500 (que ahora cotiza en 2.587 enteros). Los inversores también descuentan la debilidad de los datos económicos en China, el inicio de la temporada de resultados del cuarto trimestre en EEUU y la continuidad del cierre del Gobierno federal americano, que se ha convertido ya en el más largo de la historia.

En el frente empresarial, Citigroup ha dado inicio a la nueva temporada de resultados empresariales. El banco repunta un 4%tras bajar inicialmente un 2%, debido a que los analistas han valorado en primer lugar que sus ingresos se habían situado por debajo de lo esperado.

Sin embargo, posteriormente, el consenso ha valorado con más fuerza que los beneficios han sido más sólidos de lo estimado. La entidad ha presentado ingresos de 17.100 millones de dólares, por debajo de los 17.600 millones esperados. Pero su beneficio por acción (BPA) de 1,61 dólares ha superado los 1,55 dólares esperados.

Durante la semana, presentarán sus cifras otros bancos destacados como JPMorgan Chase y Wells Fargo(martes), Bank of America y Goldman Sachs (miércoles) y Morgan Stanley (jueves). También comenzarán a presentar sus cifras empresas tecnológicas como Netflix (jueves). Los inversores estarán muy pendientes de los números trimestrales, pero sobre todo de las previsiones para los próximos trimestres y de los comentarios de los directivos sobre el escenario económico.

DEBILIDAD EN CHINA

A nivel macroeconómico, las ventas en Wall Street coinciden con la caída mayor de lo esperada de exportaciones e importaciones chinas en el pasado mes de diciembre, que incrementan la preocupación de los inversores respecto a una desaceleración de la segunda mayor economía del mundo.

Las importaciones cayeron un 7,6% interanual en diciembre mientras que los analistas habían previsto un 5%. Por su parte, las exportaciones cayeron inesperadamente un 4,4%, desafiando las proyecciones que anticipaban una subida del 3%.

El mercado está muy susceptible a este asunto después de que, desde que arrancara el año, se hayan publicado varios datos negativos en China en medio del temor, cada vez mayor, de una desaceleración en el crecimiento mundial.

CIERRE DEL GOBIERNO

Por su parte, la división política entre demócratas y republicanos sobre levantar un muro fronterizo con México prosigue. Un debate que seguirá prolongando el cierre del Gobierno estadounidense, después de que la senadora republicana Lindsey Graham instara este domingo a reabrirlo por tiempo limitado para intentar reanudar las conversaciones entre ambos bandos.

En el mercado de materias primas, el petróleo cae con fuerza ante esa posible desaceleración de la economía china. El barril West Texas, referencia en EEUU, cede un 1,1% hasta los 50,99 dólares. En el mercado de divisas, el euro se deprecia un 0,06%, hasta 1,1460 dólares. Y en el mercado de bonos, la rentabilidad del bono americano a 10 años se relaja hasta el 2,69%.

ANALISIS TÉCNICO

“Cualquier posibilidad de que Wall Street esté tratando de construir un suelo de mercado pasa porque sí o sí se respeten los mínimos de la última semana de 2018”, explica José María Rodríguez, analista de Bolsamanía.

En el caso del S&P 500, los mencionados 2.346 puntos del pasado 26 de diciembre coinciden además con la media móvil semanal de 200, que lleva actuando como soporte y resistencia del principal indicador mundial desde 2001 y “con máxima precisión desde 2010” y “lo ha vuelto a hacer desde los mínimos de la última semana de 2018, en los 2.346 puntos”, añade Rodríguez.

Fuente: Reuters


Source: Economia